¿México en paz?

Se encuentra usted aquí

Los derechos de las mujeres en el estado de Morelos

La composición del congreso estatal de Morelos en 2015 denota una mayor presencia de hombres, por lo que no hay una representación equitativa. 24 diputados son varones y 6 mujeres.
02/01/2017
00:00
-A +A

A través del Observatorio de Violencia de Género en Morelos 2013-2015 implementado con la finalidad de hacer un análisis del contexto en que se generó la Alerta de Violencia de Género (AVG), se llevó a cabo un análisis de la situación de las mujeres dentro de la entidad morelense en ese periodo. Dentro de los hallazgos del monitoreo que se llevó a cabo a partir de la implementación del Observatorio se pudo identificar la existencia de brechas en cuanto al acceso y ejercicio de los derechos de las mujeres[1].

Por ejemplo, a pesar de la existencia de los derechos políticos electorales de las mujeres, su participación tardía como votantes aún no tiene un impacto en su participación como representantes. A nivel nacional a lo largo de las elecciones para votar por nuestro máximo representante únicamente 5 mujeres han sido postuladas por distintos partidos para ocupar dicho cargo.

Para el caso de Morelos, el cargo de gobernador ha sido siempre ocupado por varones. Las excepciones se han dado en Colima, Tlaxcala, Yucatán, Distrito Federal (actualmente Ciudad de México), Zacatecas y Sonora, en donde se eligió a Claudia Artemiza Pavlovich Arellano en las últimas elecciones de 2015 y actualmente es la única gobernadora a nivel nacional.

La composición del congreso estatal de Morelos en 2015 denota una mayor presencia de hombres, por lo que no hay una representación equitativa. 24 diputados son varones y 6 mujeres. De esta forma, se identifica la existencia de una representación desigual aun cuando las mujeres representan el 51.4% de la población.

Además de lo anterior, las mujeres que han logrado tener un puesto de representación popular manifiestan la existencia de estereotipos y actitudes que limitan el pleno desarrollo de sus labores. En este sentido, la violencia política de género no se encuentra tipificada pese a las iniciativas para integrarla en la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (LGAMVLV).

En Morelos, en 2016 se han registrado casos de violencia política: la síndica municipal de Amacuzac denunció exclusión por parte del presidente municipal de la localidad.  Por su parte, la síndica de Zacualpan de Amilpas, al igual que en el caso anterior denunció que se le desconoció del cargo bajo el argumento de que “por usos y costumbres una mujer no debe asumir esas funciones”.

Hay brechas y desigualdades de género que se han ido cerrando, la situación escolar entre hombres y mujeres es similar en cuanto a los años cursados. La brecha educativa entre años cursados entre mujeres y hombres es menor que la existente a nivel nacional. Mientras a nivel nacional es de .32 puntos porcentuales, en Morelos es de .15 puntos porcentuales.

Pese a lo anterior, las cifras relacionadas con empleo manifiestan poca presencia de mujeres como empleadoras, a pesar de que en otros espacios su participación es casi del 50%. Las mujeres aún se enfrentan al techo de cristal en su desarrollo profesional.

En el caso de Morelos, del total de trabajadores por cuenta propia en la entidad, la participación de las mujeres oscila en el 40%, esta proporción cercana a la mitad, cambia radicalmente al hablar de empleadores. En este rubro la participación de las mujeres no ha superado el 25% desde 2013 y sufrió una caída en el último año de casi 6 puntos porcentuales con respecto a 2015.

En cuanto a los homicidios de mujeres, cabe señalar que la mayor parte de los municipios con declaratoria de AVG superan la tasa nacional y estatal de homicidios de mujeres. En 2012, 5 de los 8 municipios con AVG superan ambas. Yautepec, Emiliano Zapata y Temixco quedan por debajo de la tasa nacional en 2014. Aunque para 2015, año en que se emite la AVG, los tres municipios suben abruptamente en cuanto a su tasa de homicidios de mujeres.

En el periodo que va de 2010 a 2015 el incremento más grande en cuanto a homicidios de mujeres se registra en Yautepec, cuyo número de homicidios de mujeres creció 452.86%. El segundo lugar lo ocupa Cuautla con un incremento de 276.66% y el tercero Emiliano Zapata con 80.09% como se muestra en la gráfica del inicio.

 

Respecto al delito de violación, de acuerdo a la ENVIPE 2015, Morelos es segundo lugar nacional con 23.78 violaciones por cada 100 mil habitantes, solo detrás de Quintana Roo.

A pesar de la gravedad de esta situación, de acuerdo con la información analizada de 2013 a 2015, los municipios no cuentan con un plan específico y con continuidad para atender la problemática de la violencia de género.

Aun posterior a la declaratoria de AVG las acciones no se han llevado a cabo de forma uniforme para los 8 municipios acorde con el Segundo informe de acciones para dar cumplimiento de las medidas establecidas en la declaratoria de procedencia respecto a la solicitud de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres para el Estado de Morelos.

Un programa importante para atender la violencia es Convive Mujeres y Hombres (CONVIVEMH) que promueve la reeducación de personas agresoras. De enero a abril de 2016, se ha visto fortalecido y a la fecha se cuenta con 19 grupos de hombres de los municipios de Cuernavaca, Cuautla, Jojutla, Temixco, Jiutepec, Puente de Ixtla y Yautepec. Los municipios de Emiliano Zapata, Jiutepec y Xochitepec no cuentan con estas acciones aun cuando tienen declaratoria de AVG.

Tanto autoridades como población en general se muestran poco participativas en las actividades que tienen como finalidad atender la violencia de género. Pese a los esfuerzos de las instancias municipales uno de los retos señalados es la dificultad en conseguir que las personas se tomen un tiempo para estas actividades y el escaso compromiso de las autoridades quienes consideran que es tarea únicamente de la Instancia de la Mujer atender esta problemática.

Cerrar las brechas de género y garantizar el pleno ejercicio de los derechos de las mujeres requiere del compromiso de la población en general. La violencia de género no es exclusiva de un grupo etario, de una entidad o de un sector educativo particular. Si bien estas variables dan lugar a diferentes dinámicas, la problemática se presenta en todos estos ámbitos, de tal manera que las medidas que se implementen requieren trabajar en la totalidad de espacios, así como el compromiso de la totalidad de las personas.

 

Laura Nayeli Pedraza Álvarez

Articulación Ciudadana para la Equidad y el Desarrollo AC

@ACEDacMx @LanyAlvarez @ObsNalCiudadano

 

[1] Para conocer más datos generados por este proyecto consultar http://aced.org.mx/observatorio/ 

El Observatorio Nacional Ciudadano es una organización de la sociedad civil que vincula a las organizaciones civiles para potenciar su incidencia en las políticas y acciones de las autoridades.
 

COMENTARIOS